Plea Bargaining/es

From Criminal Defense Wiki
Jump to: navigation, search

Negociación de la pena

Una alegación de culpabilidad es el equivalente de una condena. Mayormente ocurre como parte del proceso de la negociación de la pena que puede tener como resultado cargos reducidos o una pena negociada y favorable. La gran parte de los casos criminales en los Estados Unidos son resueltos por medio de este procedimient

Contents

Tipos de alegaciones de culpabilidad

En el sistema legal Americano, hay básicamente dos tipos de alegaciones de culpabilidad: culpable y nolo contenderé (admisión de culpabilidad penal sin aceptar responsabilidad civil). Una alegación de culpabilidad es una admisión que uno ha cometido el crimen en cuestión y una aceptación la pena relevante. Una alegación de nolo contendere permite que el acusado acepte la pena relevante al crimen sin confesarse del crimen. En lugar de eso, es una declaración que el acusado no refutará los cargos en su contra. Las cortes de los Estados Unidos pocas veces alegaciones de nolo contendere.

Alegaciones de culpabilidad frecuentemente se presentan como resultado de una negociación de pena o un acuerdo en el que el fiscal y el acusado se lo arreglan para llegar a un acuerdo en contra del acusado. El acusado se aviene a alegar culpabilidad a un cargo específico en cambio por una pena pactada mutualmente, una pena recomendada al juez, o el despido o la reducción de otros cargos criminales. Frecuentemente un acuerdo para atestiguar en contra del coacusado es una estipulación de una negociación de pena.

En los Estados Unidos, el juez supervisor debe aprobar cualquier alegación de culpabilidad o negociación de pena. Generalmente un juez autorizará la alegación si el acusado: renuncia a sabiendas su derecho a un juicio voluntariamente, el acusado entiende los cargos, el acusado entiende la pena máxima que puede recibir después de la alegación de culpabilidad, y el acusado se confiesa voluntariamente en la corte del crimen alegado. Aun si el acusado se aviene a una alegación de culpabilidad, puede que un juez rehúse la alegación de culpabilidad y la negociación de pena si el cargo o los cargos no tienen fundamentos de hecho.

La corte debe también explicar la clase de los crímenes a los que el acusado se alega culpabilidad. Por ejemplo, aunque una persona no involucrada en el sistema legal por profesión o por experiencia tenga una idea general de lo que un crimen como homicidio significa, puede que no entienda la diferencia entre el homicidio y el homicidio imprudente. Es importante que el acusado entienda el crimen al que se alega culpabilidad para que pueda entender mejor las repercusiones posibles.

La corte debe también explicar claramente al acusado la pena mínima obligatoria y la posible pena máxima relevante al cargo además de ciertas consecuencias colaterales tales como la posibilidad de que le deporten al acusado.

Cuando una corte de los Estados Unidos acepta una negociación de pena, la alegación de culpabilidad funciona como una condena, y al acusado no se le puede juzgar de nuevo por la misma ofensa por la misma entidad gubernamental. Si el gobierno falta a una negociación de pena (por ejemplo, arguyendo una sentencia específica cuando el acuerdo es que así no lo hará), el acusado puede intentar retirar la alegación de culpabilidad, pedir a la corte que haga valer la negociación de pena, o pedir a la corte una modificación favorable de la sentencia. Si el acusado falta a un acuerdo de alegación (por ejemplo, rehusando a cooperar en el procedimiento penal en contra de los coacusados), el fiscal puede procesarle al acusado de nuevo.

Alegación de culpabilidad y las renuncias correspondientes se deben hacer voluntariamente

En el sistema criminal judicial americano, una alegación de culpabilidad que sea el resultado de coacción o fuerza no es aceptable a la corte. Los requisitos susodichos están diseñados a proveer al acusado el conocimiento necesario para tomar una decisión informada. Si, después de ser informado de todas las implicaciones de solicitar una alegación de culpabilidad, el acusado decide a presentar esa alegación, se considera que es una renuncia voluntaria de derechos tal como especificado anteriormente.

Determinación de los fundamentos de hecho

La corte debe también determinar si hay fundamentos de hecho para la alegación. En términos generales, esto se hace por medio de un “coloquio” o conversación entre el acusado y el juez en la que el juez declara los hechos que el gobierno cree que puede comprobar y el acusado declara que acepta tales hechos como verdaderos. Los hechos deben señalar el crimen al que el acusado se alega culpabilidad.

Los beneficios para el acusado de una alegación de culpabilidad

El resultado de una alegación de culpabilidad frecuentemente es una reducción de los cargos (i.e. homicidio a homicidio imprudente). Distintos cargos, pero relacionados, pueden tener varios grados de estigma social adjunto. Puede que la admisión a una falta de juicio no lleve el mismo estigma social que la admisión de un acto que fue cometido con intento malicioso para hacer daño a otra persona. En algunas culturas, puede que los acusados sean marginalizados por confesarse a un cierto crimen en tanto que confesarse a otro crimen, aunque sea algo relacionado, no lleve el mismo nivel de vergüenza. Cargos reducidos también típicamente llevan una reducción en la pena.

Un juicio nunca tiene un resultado garantizado. Sin que importe la fuerza del caso de un lado o del otro, los dos siempre se encaran con la posibilidad de perder. Alegarse culpabilidad quita la incertidumbre del juicio y provee un universo finito de posibles penas. El estrés del procedimiento criminal puede afectar mucho al acusado y a su familia, y aunque no declare una alegación de culpabilidad, puede que muchos acusados prefieran poner un fin a la experiencia traumática y tener un sentimiento de finalidad. De un punto de vista práctico, si el acusado está dispuesto a pagar una defensa privada, la declaración de una alegación de culpabilidad previene los costos asociados con un juicio. Sin embargo, sepa que todos los acusados tienen derecho a un juicio justo, no solamente los que se lo puedan costear. La idea que la declaración de una alegación de culpabilidad cuesta menos es simplemente un efecto secundario de una alegación y realmente no debe considerarse como un factor.

Consejos para la negociación

El abogado defensor debe discutir estrategias y posibles tácticas para la negociación, inclusive si argüir por una reducción del cargo (por ejemplo, de homicidio en primer grado a homicidio imprudente), una recomendación específica para la sentencia (por ejemplo seis meses en prisión), y/o un acuerdo por parte del fiscal a no oponer la solicitud del acusado por libertad condicional (supervisión del gobierno por un período específico de tiempo) Es siempre la decisión del acusado entrar en una negociación de pena. El abogado defensor tan solo puede explicar los beneficios y las inconvenientes y hacer una recomendación.

El abogado defensor debe considerar la severidad del crimen, la fuerza de la evidencia en el caso, y las posibilidades de un fallo de culpable en juicio cuando se prepara para negociar con el fiscal. Debe también considerar las consecuencias colaterales de un fallo de culpable. Por ejemplo, muchos estados tienen ahora lo que se llaman leyes de “tres ofensas” que significa que después de una tercera condena por delitos graves, la pena aumenta cuantiosamente. Por otra mano, si se puede reducir el cargo a una falta menor, puede que se le aconseje al acusado que acepte la negociación. Típicamente, puede que el fiscal no ofrezca una negociación de pena si el crimen alegado es particularmente atroz o si se publicita el caso mucho o si es cargado políticamente.

Puede que el acusado desee rechazar una negociación de pena si el acusado cree que la posibilidad de absolución—un fallo de inocente en juicio—es mayor que la posibilidad de una condena.

Beneficios y perjuicios

La negociación de pena es una característica controversial del sistema criminal judicial. Partidarios arguyen que resuelve las cosas rápidamente, acelera los procedimientos de la corte, reduce el número de casos en cortes sobrecargadas, garantiza condenas, reduce el número de personas en prisiones superpobladas, ayuda a los fiscales a manejar sus números de casos y ahorra al gobierno el tiempo y el costo de un juicio ante jurado. Los oponentes alegan que negociaciones de pena pueden poner presión a los acusados a confesarse a crímenes que saben que no cometieron, y que el resultado de una negociación de pena puede depender fuertemente de las habilidades de negociación del abogado defensor; lo cual puede dar una ventaja a personas que pueden costearse un mejor abogado. El abogado defensor debe asegurarse de que el acusado entienda completamente los derechos de los que está renunciando y las consecuencias con las que se encara como resultado de una negociación de pena.


El Wiki para los Defensores Penal

Globe3.png English  • español • français • русский