Standards of Proof/es

From Criminal Defense Wiki
Jump to: navigation, search
Globe3.png English  • español

Estándares de las pruebas

Introducción

Un caso penal involucra el cambio de obligaciones entre la fiscalía y el procesado. En los sistemas donde el acusado recibe la presunción de inocencia, la fiscalía tiene la carga de la prueba para demostrar que el delito fue cometido por el procesado.

Las cargas son repartidas en la transferencia del riesgo de error de una parte a la otra.

Tipos de cargas

Un abogado defensor penal debería tener presente que generalmente hay dos tipos de cargos en un juicio penal: cargas de producción y cargas de la prueba o de persuasión.

La carga de la prueba o persuasión es la carga de convencer un órganos juzgador de que cierto reclamo factau les verdadero o falso en cierto grado de probabilidad.

En contraste, la carga de la producción, le exige a la fiscalía o al abogado defensor presentar cierta cantidad de pruebas con el fin de fundamentar un asunto ante el órgano juzgador.

Varios estándares de prueba

Standardsofproof.jpg

Scintilla

Una scintilla es la cantidad más pequeña posible de pruebas. La scintilla es el estándar usado en algunos tribunales para negarle al demandante una orden de restricción y se usa poco en el derecho penal.

Aire de realidad

En un juicio penal, se le puede requerir al acusado que presente suficientes pruebas para proponer un asunto --como el estado mental del acusado al momento de la supuesta infracción-- en juicio Sin embargo, es común que los tribunales pidan algunas pruebas antes de permitir que se mencione el asunto en el juicio. Generalmente, esta cantidad de pruebas es mayor que una scintilla, pero menor que una sospecha fundada. Algunos tribunales han catalogado la solicitud de pruebas como el "Aire de Realidad"

Sospecha fundada

La sospecha fundada (o razonable) es el estándar requerido antes de que un oficial de policía pueda detener e interrogar o registrar un indigiduo en contra de su voluntad. En Terry v. Ohio [1] el tribunal estableció que sospecha fundada significaba que el oficial de policía:

"...observó una conducta inusual que lo llevo a concluir razonablemente, basado en su experiencia, que se estaba tramando una actividad delictiva y que las personas con las que está tratando pueden estar armadas y sean peligrosas, cuando en el curso de la investigación de este comportamiento se idéntifica como policía y hace preguntas razonables y nada en las etapas iniciales del enceuntro sirve para disipar su miedo razonable por su propia seguridad o la de otros, queda habilitado (para la protección de él mismo y otros en el área) para realizar un registro cuidadosamente limitado de la ropa exterior de dichas personas en un intento por encontrar armas que puedan ser útiles para agredir".

Causa probable

En los Estados Unidos, la causa probable es el estándar requerido para realizar una detención constitucional o expedir una orden de búsqueda válida.

La causa probable es un estándar jurídico objetivo que sopesa el cumplimiento del derecho efectivo contra el derecho de un individuo a no tener una invasión injustificada de su privacidad. Determinar si existe causa probable o no depende de todos los hecho.

Generalmente la causa probable ha sido determinada por una prueba de "totalidad de las circunstancias". En Illinois v. Gates [2], una causa que involucraba causa probable basada en un informante, el tribunal detalló el trabajo del juez de la siguiente manera:

La tarea del juez que emite la orden es simpemente tomar una decisión práctica y de sentido común en virtud de si, dadas las circunstancias establecidas en la declaración jurada presentada ante él (incluyendo la "veracidad" y la "base del conocimiento"), hay una probabilidad justa de que se encuentre contrabando o las pruebas de un delito en un lugar particular. Y el deber del tribunal de apelació nes simplemente asegurar que el magistrado tiene una "base sustancial para...concluir que existía causa probable".

Preponderancia de las pruebas

La preponderancia de las pruebas, estándar usado en casos civiles en los Estados Unidos y en casos penales en algunos países, es el estándar de prueba que le exige al portador mostrar que la prueba demuestra que es más probable que determinado hecho haya ocurrido. El estándar se cumple al mostrar que la probabilidad de que suceda el hecho es más del 50 por ciento.

Pruebas claras y convincentes

Pruebas claras y convincentes es un estándar utilizado en tribunales civiles y penales. Es máyor que el estándar de preponderancia pero menor que la prueba que supera la duda razonable. Pruebas claras y convincentes es el estándar usado por la Corte Suprema de los Estados Unidos en Calderon v. Thompson, [3] donde concluyeron que un acusado que ha sido encontrado culpable pero que alega inocencia en una moción de habeas corpus debe demostrar mediante pruebas claras y convincentes que "es más probable que un jurado razonable no lo hubiera encontrado culpable a la luz de la nueva prueba". Otros tribunales han concluido que el estándar debe mostrar que es más probable que un hecho sea verdadero a que sea falso.

Prueba que supera la duda razonable

Prueba que supera la duda razonable Reasonable Doubt es el estándar requerido en los Estados Unidos para determinar la culpabilidad de un cargo delictivo. Generalmente, el estándar no es cuantificable como un porcentaje de probabilidad. La formulación exacta de duda razonable nunca ha sido determinada.

El juez presidente Shaw del Tribunal Supremo de Massachusetts hizo comentarios sobre el estándar de prueba que supera la duda razonable en 1850:

"¿[Q]ue es la duda razonable? Es un término usado con asiduidad, probablemente muy bien comprendido, pero que no es fácil de definir. No es una simple duda posible, puesto que todo lo relacionado con humanos, y dependiendo de las pruebas morales, está abierto a alguna duda posible o imaginaria. La situación del caso, que luego de la entera comparación y consideración de toda la prueba, deja las mentes del jurado en una condición que no pueden decir que están completamente convencidos, a una certeza moral, de la veracidad del cargo. La carga de la prueba recae sobre el fiscal. Todas las presunciones de ley independientemente de las pruebas están a favor de la inocencia, y se presume que toda persona es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad. Si luego de dicha prueba queda alguna duda razonable, el acusado queda habilitado a beneficirase de ella mediante absolución. Puesto que no basta con establecer una probabilidad, aunque surja una de la doctrina de probabilidades, que el hecho imputado es más probable de ser cierto que de no serlo; pero las pruebas deben establecer la verdad del hecho en una certeza moral y razonable; una certeza que convenza y dirija la comprensión, y satisfaga la razón y el juicio, de aquellos obligados a actuar conscientemente sobre ello. Esto es lo que consideramos es una prueba que supera la duda razonable". [4]

En el caso de la Corte Suprema de los EE. UU. de Victor v. Nebraska [5], la corte mantuvo unas reglas de procedimiento del jurado similares en caso de duda razonable inconstitucional:

" `[A reasonable doubt] Una duda razonable es la que se fundamenta sobre una base sustancial y no sobre un mero capricho y conjetura. "Debe haber una duda tal que pueda dar lugar a una incertitud seria". Esta surge por razones del carácter insatisfactorio de la prueba o insuficiencia de la misma. Una duda razonable no es una simple duda posible. "De hecho es una duda sustancial". Es una duda que un hombre razonable puede tener seriamente. No se requiere que sea una certeza matemática o absoluta, sino una "certeza moral". "

El tribunal sostuvo que las secciones de la instrucción en "negrilla" la hacian inconstitucional. El trbunal nunca ha aprobado completamente unas reglas de procedimiento del jurado (jury instruction).

Prueba que supera un rastro de duda

La prueba que supera un rastro de duda es poco reconocida como un estándar jurídica puesto que presenta un estándar que puede ser legalmente imposible de cumplir.


Ver Defenses

Notas

  1. Terry v. Ohio, 392 U.S. 1 (1968)
  2. Illinois v. Gates, 462 U.S. 213 (1983)
  3. Calderon v. Thompson, 523 U.S. 538 (1998)
  4. Commonwealth v. Webster, 59 Mass. 295, 320 (1850)
  5. Victor v. Nebraska, 511 U.S. 1 (1994)